Vitamina E y sus beneficios para la salud

La vitamina E es el nombre genérico de “tocoferol”, ya que realmente son 4 isómeros de esta molécula las que suelen encontrar, actuando todos de la misma manera, es decir, todos esto isómeros tiene las mismas funciones. Esta vitamina se clasifica como vitamina liposoluble, ya que es soluble en grasa.

Al igual que todas las vitaminas, es un nutriente esencial ya que interviene en muchos procesos en el cuerpo y se utiliza para prevenir. Nuestro cuerpo no puede sintetizarla y es por ello que debemos aportarla en nuestra dieta.

Funciones de la Vitamina E

La función más importante de este nutriente es que actúa como antioxidante, eliminando los radicales libres y protegiendo a las células de estos compuestos tan poco deseados. Esto hace sea un anticancerígeno importante. Igualmente, los niveles de inmunidad mejoran cuando se consume esta vitamina.  Se ha podido observar una respuesta inmune deteriorada cuando se tiene bajos niveles de esta vitamina. Por ello, debemos ingerirla dosis adecuadas.

Según la Sociedad Española de Ginecología Fitoterápica (SEGIF), esta vitamina ayuda a combatir los síntomas del síndrome premenstrual. Igualmente esto ocurre con nutrientes como el magnesio o la vitamina B6. Además es importante para el buen funcionamiento del sistema hormonal y el sistema reproductor, tanto en hombre como de la mujer.

Según algunos trabajos, como el liderado por Mohammad Minhajuddin y publicado en el número de mayo de 2005 de la revista Food and Chemical Toxicology Journal, ayuda a disminuir los niveles de colesterol de manera eficaz. Además, evita que las plaquetas de la sangre se aglutinen, es decir, la vitamina E adelgaza la sangre. A nivel general, los altos niveles de esta vitamina reducen el riesgo de trastorno de arteria coronaria o enfermedad cardiaca.

Otro de los beneficios de salud ampliamente conocidos de este nutriente están relacionados con el cuidado de la piel y del cabello. Debido a sus propiedades antioxidantes, esta vitamina promueve la circulación de la sangre al cuero cabelludo. Igualmente ayuda a aliviar la fatiga y a fortalecer las paredes capilares, mientras que alimenta las células.

Y la alimentación

Destacar que esta vitamina se encuentra naturalmente en diferentes alimentos como nueces, semillas y vegetales de hojas verdes. Con una alimentación variada y saludable, se suelen tener los niveles suficiente, pero algunas veces necesitamos algún empujón, por lo que un complemento alimenticio nos ayudará. Por lo que también puedes comprar en complemento alimenticio, si necesitas:

Además te animo a visitar nuestra Tienda Online. Espero que os haya gustado la información. ¡Un saludo!

Compártelo:

Deja un Comentario