La Stevia no sólo es edulcorante

La stevia es un pequeño arbusto de no más de 80 cm de alto, de hoja perenne, originaria de la zona de Brasil y Paraguay. Esta planta pertenece a la familia de los crisantemos. Su nombre científico es Stevia Rebaudiana Bertoni.

La parte utilizada de la Stevia es la hoja, siendo la parte más dulce, además de contener todos los principios activos de la stevia. Actualmente, es conocida por su poder endulzante.

Esta planta se puede presentar de diferentes maneras, que no endulzan exactamente igual:

– La hoja seca en polvo es unas 30 veces más dulce que el azúcar. Se debe usar preferentemente en sobrecitos filtrantes, como los de la infusiones.

– En polvo blanco concentrado, endulza 300 veces más que el azúcar.

– También se puede encontrar en forma de líquido concentrado de color verde oscuro. De esta manera, endulza casi 70 veces más que el azúcar. Se suele utilizar para endulzar la leche, infusiones o en repostería.

– En líquido blanco translúcido. Su poder endulzante es de más de 100 veces el azúcar.

Propiedades de la stevia

Al no tener calorías y ese poder endulzante tan alto, se puede utilizar en los siguientes casos:

  • Diabéticos. No olvidar que en estos casos, es un edulcorante que se puede tomar de manera segura por los diabéticos.
  • Dietas. Al no tener calorías, se puede utilizar en dietas de adelgazamiento.

Aunque la propiedad de endulzar es la más conocida, la stevia también tiene otras propiedades:

  • Sistema Cardiovascular. Actúa como hipotensor y cardiotónico. Esto quiere decir que regula la tensión arterial y los latidos del corazón. También es vasodilatadora.
  • Antioxidante. Como antioxidante es unas 7 veces más potente que el té verde.
  • Bactericida. La stevia actúa como tal y por ello se utiliza en dentríficos y chicles. De esta manera, se previenen la caries dental, ya que actúa contra la placa bacteriana. También ayuda a desinfectar heridas y quemaduras.
  • Antifúngico. Combate ciertas hongos, como la Cándida Albicans.
  • Diurético suave. Ayuda a eliminar líquidos y a disminuir los niveles de ácido úrico.
  • Antiácido. Igualmente es antiácido y facilita la digestión.
  • Fatiga. Contrarresta la fátiga y los estados de ansiedad.
  • Sistema Inmunológico. La stevia mejora la resistencia frente a gripes y resfriados.
  • Cicatrizante. Ayuda a cicatrizar en casos de heridas, quemaduras,…

Según la Asociación Española de Stevia Rebaudiana, se puede consumir las hojas frescas. En este caso, se consumirán para fines terapéuticos aprovechando además su poder endulzante. También se puede consumir las hojas secas, como infusiones. En este caso, se puede tomar simplemente infusiones de hojas secas de stevia, con fines terapéuticos o junto a otras infusiones, para endulzarlas. Las hojas secas también se pueden tomar molidas, no hace falta que en todos los casos, se tomen tal cual.

Igualmente, existen edulcorantes preparados a partir de la hoja seca para endulzar, útiles si se come fuera de casa o para cocinar.

En el Herbolario de Lola, tenemos tanto la stevia en polvo, stevia en líquido y stevia en comprimidos.

Compártelo:

Deja un Comentario