Rosácea: qué es y tratamiento

La rosácea es un tipo de problema de piel que es crónico. Son más personas de las que pensamos que sufren este tipo de problema. No tiene solución, pero se puede ayudar a que los brotes sean menores. Sobre este problema vamos a tratar en esta entrada.

Rosácea

Suele afectar a personas de entre 30 y 60 añosos, causa y rara vez afecta a niños. Dentro de sus síntomas, se produce enrojecimiento en la piel de la cara, además de espinillas. Es más común entre las mujeres y en personas con piel clara. Es más raro que lo tengan los hombres, pero si lo tienen, los síntomas son más raros.

Los síntomas suelen aparecer en las mejillas, frente, barbilla y nariz. Además, aunque es más raro, también puede aparecer en el cuello, pecho, cuero cabelludo y en las orejas.

Dentro de sus síntomas, además de los mencionados, se pueden incluir los siguientes: inflamación de la cara, sensación de ardor, manchas rojas,…  Además, se dan brotes de vez en cuando. Y todo esto varía según la persona que lo padece, aunque todos tienen síntomas comunes.

No se conoce bien la causa que produce la rosácea. Hay diferentes opiniones, pero realmente no se conoce su causa. Parece ser que la genética influye. Y aunque es una enfermedad crónica, hay tratamientos que pueden ayudar. Además, ciertas condiciones pueden empeorarla, como el clima, bebidas calientes, exposición solar, baños caliente, ciertos productos para cuidado de la piel, el estrés, alimentos picantes y el ejercicio.

Tipos de rosácea

Dentro de esta enfermedad, se encuentran 4 tipos:

  • Suptipo 1. Sus síntomas son: sonrojo, enrojecimiento y vasos sanguíneos visibles.
  • Suptipo 2. El enrojecimiento es persistente, al igual que las pápulas y pústulas.
  • Suptipo 3. Hay engrosamiento de la piel.
  • Suptipo 4. Afecta al menos a un ojo. Se pueden sentir secos, con aspecto irritado. Puede producirse inflamación del párpado.

Tratamiento para la Rosácea

Podemos encontrar diferentes nutrientes y productos que ayudan a combatir la rosácea. Entre ellos, destacamos los siguientes:

  • Antocianidinas. Las anocianidinas ayudan a la producción del colágeno, que forman parte de los vasos capilares.
  • Probióticos.  La rosácea parece que está también relacionada con la mala digestión. Los probióticos nos ayudan en la parte digestiva y, por tanto, en la disminución de los síntomas de la rosácea.
  • Enzimas Digestivas. Con la edad, podemos tener menos enzimas digestivas, que hace que tengamos peor digestión. Una ayuda de enzimas digestivas nos ayudan a realizar una digestión de manera adecuada.
  • Vitamina C y zinc. La vitamina C también interviene en la producción de colágeno, reforzando las paredes de los vasos capilares. El zinc contribuye al buen funcionamiento de la piel, especialmente de la epidermis.

Estos son los nutrientes que más ayudan a combatir la rosácea. En nuestra Tienda Online puedes encontrar varios de ellos:

Para cualquier duda o sugerencia, podéis dejar vuestro comentario. Si os ha gustado esta información, podéis compartirla en las redes sociales. Gracias. Un saludo.

Compártelo:

Deja un Comentario