Rabo de Gato: una infusión para la digestión

Por , el 14 septiembre 2015 / 2 Comentarios

El rabo de gato (Sideritis tragoriganum) se conoce también como hierba terral. Es una planta perenne de la zona levantina y que llega a alcanzar los 30 cm de altura. Las sumisas floridas son utilizadas gracias a sus propiedades para la salud. Posiblemente, el rabo de gato es una planta menos conocida para la salud, pero tiene propiedades beneficiosas que nos pueden ayudar en mucho casos.

Componentes de Rabo de Gato

Esta planta tiene principalmente los siguientes componentes:

– Aceite esencial.

– Flavonoides.

– Saponinas triterpénicas

– Taninos catéquicos.

Estos componentes son los que hacen que esta planta tenga sus propiedades, que las describimos a continuación.

Propiedades del Rabo de Gato

El Rabo de Gato es una planta que sirve para diferentes problemas, tanto a nivel digestivo como a nivel óseo o infecciones. En problemas digestivos, ayuda en casos de: gastritis, reflujo esofágico, úlceras, síndrome de intestino irritable, enterocolitis, dispepsias hiposecretoras o meteorismos, entre otros. Aunque no se tenga ningún problema en concreto, ayuda igualmente a hacer la digestión, lo que es beneficioso si se sufre digestiones pesadas o se come un poco de más (como puede ser en una boda, en una cena fuera de casa,…).

Como se ha comentado, también es útil en problemas a nivel óseo, concretamente en casos como en afecciones reumáticas y procesos inflamatorios debido a las articulaciones.

Para infecciones del aparato respiratorio, se suele aconsejar el rabo de gato para realizar gargarismos si se sufre de faringitis, amigdalitis, gripe, resfriados, laringitis o bronquitis. También es útil en casos de gingivitis. Como se dice en un artículo de Cuerpo Mente (una revista de salud natural), ayuda a eliminar la irritación en los casos que hemos mencionado (si se hace gargarismos)

Todo lo mencionado hasta el momento es en caso de utilizarlo como uso interno, es decir, si se ingiere (normalmente como infusiones). Pero también tiene propiedades que se pueden aprovechar para uso externo. Por ejemplo, en casos de conjuntivitis, otitis, heridas, contusiones, quemaduras o eczemas.

Cómo tomar Rabo de Gato

El Rabo de Gato se puede encontrar tanto en infusiones como en extracto líquido y en tintura. Para preparar una infusión de Rabo de Gato, se añaden 30 gramos de la planta seca en 1 litro. Se calienta la mezcla durante 15 minutos y se quitan los restos. De esta manera, obtenemos una infusión de esta planta.

En El Herbolario de Lola, tenemos infusiones en bolsa de Rabo de Gato. Esperamos que esta información os haya sido útil. No dudéis en preguntar si necesitáis aclarar algo. ¡Un saludo!

Compártelo:

2 Comentarios

  • Antonio 26 noviembre, 2016 at 09:55

    la foto que ponen está equivocada, corresponde a una especie muy alejada, que incluso es de otra familia botánica, la familia Euphorbiaceae.
    Fuente: me lo aclaro mi tio que es doctor en biologia de la universidad de Oviedo. Pense que os seria util

    Responder

Deja un Comentario