Qué son las enzimas digestivas

Las enzimas digestivas son moléculas que se secretan por nuestro aparato digestivo. Las enzimas se encargan de procesar y separar las moléculas de los alimentos que llegan al estómago, descomponiéndolas en nutrientes básicos para su posterior absorción en el intestino, que de otra forma no sería posible.

Añadir que las enzimas digestivas se encuentran desde la saliva hasta el intestino, y por ello se considera que la digestión empieza ya desde el momento en que se empieza a masticar.

Tipos de enzimas digestivas

Existen básicamente tres tipos de enzimas digestivas:

  • Lipasas. Se producen en el páncreas y digieren las grasas.
  • Peptidasas o Proteasas. Se producen en el páncreas y digieren las proteínas.
  • Amilasas. Se producen en las glándulas salivales y en el páncreas y digieren los carbohidratos.

Cabe mencionar también la Lactasa, que es una enzima producida en el intestino delgado y que se encarga de digerir la lactosa (azúcar de la leche), y la Bromelina, un conjunto de enzimas que se obtienen de la piña y que ayudan a la digestión.

El déficit de enzimas digestivas

Algunas personas producen de manera insuficiente alguna enzima, por lo que tienen dificultades para realizar la digestión de ciertos alimentos. Además, con la edad, la producción de enzimas disminuye (es un proceso lento). Se ha encontrado que aquellas personas que les cuesta normalmente hacer la digestión o sufren de acidez normalmente suelen tener bajos niveles de alguna o varias enzimas digestivas.

El estrés ayuda a que la degradación de las enzimas sea más rápida. Esta es una razón más por la que se debe evitar el estrés. Las comidas y cenas fuera de casa, donde comemos alimentos no habituales en nuestra dieta diaria, también puede producir molestias estomacales.

Las intolerancias a algunos alimentos puede darse porque nuestro cuerpo no sintetiza de manera adecuada alguna enzima digestiva. Este es el caso de la lactasa y la intolerancia a la lactosa. La lactosa es un sacárido que se encuentra en la leche y los productos lácteos. Las personas que son intolerantes a la lactosa no sintetizan la lactasa o la sintetizan a niveles muy bajos, de manera que no pueden digerir la lactosa, teniendo molestias y otros problemas digestivos.

En todos estos casos, los sumplementos de enzimas digestivas son útiles para ayudar a hacer una correcta digestión y que no tengamos molestias. Además, aunque no se tenga ningún problema digestivo relacionado con las enzimas digestivas, en aquellas comidas que se ingiere de más (como en bodas, comidas/cenas fuera de casa o familiares,…), la digestión es lenta y difícil. En estos casos, también se pueden tomar suplementos de enzimas digestivas, que ayudarán a que nuestro organismo realice la digestión de manera más adecuada.

En El Herbolario de Lola puedes encontrar suplementos de enzimas digestivas así como un asesoramiento especializado. En nuestra tienda online puedes encontrar también productos de enzimas digestivas.:

Si quieres conocer más te invito a visitarnos o contactar con nosotros. ¡Saludos!

 

Compártelo:

Deja un Comentario