Qué hacer si tienes la tensión baja o hipotensión

Siempre se ha dicho que es mejor tener la tensión baja y no es saludable tenerla alta. Esto es así, pero tenerla demasiado baja tampoco es aconsejable. En esta entrada hablaremos de todo esto, de la baja tensión o hipotensión.

Tensión arterial

Seguramente que todos habéis oído hablar de la tensión arterial. Y no es raro que en una vsisita médica, os la hayan medido. Pero, ¿qué es exactamente la tensión? Pues la tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. Dentro de la tensión arterial, se diferencian dos tipos:

  • Tensión sistólica. También se le conoce como tensión alta. Cuando el corazón bombea la sangre, la cual pasa a las arterias, se produce cierta tensión, conocida como tensión sistólica.
  • Tensión diastólica. Se le conoce también como tensión baja. Cuando el corazón está en reposo, la sangre produce cierta tensión, conocida como tensión diastólica.

Normalmente los valores de tensión arterial se escriben primero la tensión sistólica y después la diastólica. Los valores normales de la tensión sistólica se encuentran entre 140 y 100 mmHg. Y los valores normales de la tensión diastólica se encuentran entre 60 y 90 mmHg.

Hipotensión o baja tensión

Como hemos comentado, es la tensión alta la que no es recomendable tener. Y es mejor tener tensión baja. Pero tenerla demasiado baja no es aconsejable. Se considera que se tiene baja tensión o hipotensión cuando el valor de la tensión diastólica es inferior a 60. Nunca debería estar por debajo.

Además, seguramente que a más de uno os ha pasado, que al levantaros, especialmente si lo hacéis deprisa, os mareáis. Esto se debe al cambio brusco de tensión. Esto se le llama hipotensión postural. Se debe a que, debido a la gravedad, la sangre tiende a ir y acumularse en las piernas. Para evitar o disminuir esta acumulación de sangre, el corazón aumenta su ritmo cardíaco y los vasos sanguíneos se contraen. De esta manera, la sangre circula con normalidad, llegando correctamente al cerebro. Pero si se sufre de hipotensión postural, ese mecanismo falla. Y es por esto por lo que hay cambios brusco de tensión, sufriendo mareos.

Otro tipo de hipotensión es la hipotensión posprandial. Se produce después de comer. La tensión baja una vez que se ha comido. Esto se produce especialmente en personas mayores y personas hipertensas. Para evitarlo, es mejor comer pequeñas cantidades y más veces al día.

Qué hacer

Para evitar los problemas, aunque parezca obvio, se debe conocer tus valores normales de tensión. Es decir, debes saber si eres una persona hipotensa, ya que muchas veces no lo sabemos. Una vez que sepamos que somo hipotensos, debemos tomar diferentes medidas. Es aconsejable no estar de pie sin moverse durante largo tiempo, comer pequeñas cantidades en más veces y procurar estar hidratados. Esto disminuye la probabilidad de sufrir mareos. Además, debemos incorporarnos despacio, sin hacer muchos esfuerzos.

Si tu caso es que tienes tensión alta, puedes leer nuestra entrada: Como bajar la tensión arterial.

Para cualquier duda o sugerencia, puedes dejar tu comentario. Y te animo a que visites nuestra tienda online.

Compártelo:

Deja un Comentario