¿Qué son los probióticos y para qué sirven?

Los probióticos son un conjunto de microorganismos vivos que se encuentran en el tracto intestinal y que benefician la salud de los seres humanos. Un porcentaje importante de ellos son bacterias que viven de manera simbiótica en nuestro organismo, otras (una minoría), no son habituales, aunque nuestro organismo se beneficia de su paso.

Probióticos e intestino

La flora intestinal es un ecosistema complejo. La colonización de esta flora varía según la zona del intestino en la que nos encontremos, siendo el intestino grueso la zona más colonizada. No se debe confundir con los prebióticos, que son alimentos funcionales. De los prebióticos, ya hablaremos en otro momento.

Se debe destacar que el intestino es una zona de intercambio, ya que cuenta con unos 400 metros cuadrados de vellosidades intestinales. Estas vellosidades juegan un papel importante, ya que es donde se absorben los nutrientes obtenidos a través de la digestión. A su vez, es una barrera importante contra los patógenos.

Las bacterias del intestino están expuestas a diferentes amenazas, como toxinas, patógenos,… Estas amenazas pueden desequilibrar la flora intestinal. En el caso de desequilibrio, la salud, tanto de nuestro intestino como de todo el organismo, se ve afectada, debido a la importancia que tiene la flora intestinal en nuestro organismo. Esta importancia la explicamos a continuación.

Algunos alimentos o productos ayudan a aumentar la flora intestinal. Algunos ejemplos de alimentos son los productos de leche fermentada, el yogur o el kéfir.

Funciones de los probióticos

Los productos probióticos tienen la función de aumentar la población de la flora intestinal. Entre las funciones de la flora intestinal, se encuentran:

  • Evitar que bacterias patógenas se adhieran a las paredes del intestino, evitando que las bacterias patógenas lo hagan y proliferen en el intestino. De esta manera, estas bacterias patógenas se eliminarán más fácilmente.
  • Aumentar el pH del intestino, evitando la proliferación de los patógenos.
  • Algunas bacterias de la flora intestinal presentan propiedades antiinflamatorias.
  • Intervenir en la respuesta inmune, ya que intervienen en la secreción de las citoquinas.
  • Producir antibióticos naturales, que protegen al organismo de los patógenos.
  • Ayudan a eliminar patógenos relacionados con la diarrea.
  • Mejorar la digestibilidad, disminuyendo problemas de gases y flatulencias.
  • Ayudar a disminuir las alergias.
  • Disminuyen el estreñimiento, al mejorar el tránsito intestinal.

Además de estas funciones, se ha comprobado que disminuyen los síntomas del síndrome del colon irritable y sintetizan vitamina K y vitaminas del grupo B, que luego se absorben por el intestino.

Los mejores probióticos suelen tener un conjunto de cepas variada. Aconsejamos que se tome especialmente por las mañanas y que no se tomen con bebidas calientes. En El Herbolario de Lola tenemos varios probióticos:

Para cualquier duda, en El Herbolario de Lola te aconsejamos el que mejor te venga sin ningún compromiso.

Compártelo:

Deja un Comentario