¿Por qué es bueno moverse?

Seguro que más de una vez, especialmente en las épocas recientes, no has parado de oír de decir que hay que moverse. Uno no debe de dejar de estar quieto. Y es así. Hacer ejercicio es bueno. Por salud, se debe hacer algún tipo de ejercicio de manera habitual. En otras ocasiones ya hablamos sobre Beneficios de andar una hora al día. Esta es una manera de no estar quieto durante el día. El moverse durante el día nos trae diferentes beneficios.

Vida sedentaria

Actualmente  mucha gente tiene vida sedentaria. Es verdad que las condiciones actuales facilitan este tipo de vida. El trabajo nos hace estar quietos, sin movimiento. Al igual pasa lo que tenemos en casa, como por ejemplo la televisión, los móviles, iPad, videojuegos…. La cantidad de cosas que tenemos que hacer no favorecen el realizar ejercicio. Además, se debe añadir el coche y el transporte público, que nos acerca a casa de manera rápida. Todo ello, no nos ayuda a movernos. Todo ello hace que nos movamos cada vez menos.

El movimiento y/o ejercicio frecuente ayuda a nuestra salud. Tanto a nivel sanguíneo (si ésta es mejor, nos ayuda a mejorar la memoria, entre otras cosas), también nos ayuda a combatir el estreñimiento. El ejercicio tiene muchos beneficios. Al contrario se puede decir de la vida sedentaria: tiene numerosas desventajas.

Beneficios de hacer ejercicio

  • Mejora la circulación. Como he comentado antes, hacer ejercicio ayuda a mejorar la circulación sanguínea en todo nuestro organismo.
  • Mejora la memoria. Al mejorar la circulación, llegará más sangre al cerebro. Esto favorece el proceso de memoria.
  • Articulaciones. Ayuda a mantener una buena movilidad en las articulaciones.
  • Insulina. Mejora la resistencia a la insulina, perfecto para evitar la diabetes tipo II. En este caso, además de hacer ejercicio, una dieta saludable también es aconsejable.
  • Densidad ósea. Ayuda a mantener una buena densidad ósea. O a mejorarla si no es buena.
  • Estreñimiento. El ejercicio frecuente ayuda al movimiento intestinal, combatiendo el estreñimiento.
  • Presión arterial. Hacer ejercicio de manera habitual nos ayuda a mantener unos niveles de presión arterial adecuados.
  • Peso corporal. Por supuesto, el hacer ejercicio nos ayuda a quemar calorías. Por lo que nos ayuda a mantener el peso corporal adecuado. No nos debemos olvidar que debe ir acompañado de una dieta saludable.
  • Estrés/ansiedad. Además, hacer ejercicio de manera frecuente también nos ayuda a combatir el estrés y la ansiedad. Y algunos de los ejercicios, como andar y correr, también ayuda a aclarar nuestras ideas.

Qué hacer para moverme

El estilo de vida que tenemos hace que sea difícil movernos. Debemos de procurar llevar un estilo de vida saludable. Para ello, debemos intentar movernos. Podemos tomar varias medidas para movernos dentro de los podemos:

  • Coge una postura adecuada que ayude al cuerpo. Normalmente no solemos coger una postura que sea aconsejable. Por ello, debemos intentar sentarnos bien cuando lo tenemos que hacer (como el trabajo).
  • Cambiar de postura, El trabajo hace que tengamos que estar en el mismo sitio. Por ello, ya que debemos estera mucho en un sitio, podemos ir cambiado de postura. Esto hace que nuestro cuerpo se mueva de cierta manera. Además, trasladamos nuestro peso a otra parte de nuestro cuerpo.
  • Debemos estirar nuestro cuerpo de manera constante. Con ello, es suficiente con movernos cada media hora. Si estás trabajando, puedes aprovechar para consultar a un compañero, para realizar una llamada o para recoger las fotocopias.
  • Siempre es aconsejable andar con cierta frecuencia. Intentar moverse dentro de lo que es posible, sin estar sentados por mucho tiempo seguido. Además siempre es bueno coger el metro o el autobús una parada más lejos. O bien bajarse ante para volver al trabajo.
  • Busca tu momento. Es aconsejable buscar un tiempo a la semana (si es al menos 30 minutos al día, mejor) para realizar ejercicio. Andar al menos 30 minutos al día sería lo aconsejable. Guárdate un tiempo para moverte de manera continua. Puede ser igual de importante que el asearse.

Conclusiones

Moverse con frecuencia es aconsejable moverse. Todo esto es beneficioso para nuestro organismo. Nos ayuda en varios aspectos: memoria, articulaciones, densidad ósea o estreñimiento son algunos de los ejemplos.

Si necesitas consejo o recomendaciones, puedes preguntarnos. Si te ha gustado el artículo, puedes preguntarnos. Te contestamos en cuánto podamos. Gracias. ¡Un salud!

Compártelo:

Deja un Comentario