Mejora tu digestión para mejora tu calidad de vida

Hoy en día hay mucha gente que tiene problemas a la hora de realizar la digestión. Un número de ellos han asumido que deben vivir siempre con eso. Pero, en cualquier caso, se puede mejorar esas digestiones que cuestan tanto realizar. En esta ocasión, me gustaría hablar de este tema, ya que de manera natural, podemos ayudarnos.

Digestiones

La digestión es el proceso que transforma los alimentos en sustancias sencillas que se utilizan por las células para obtener energía. Empieza en la boca, aunque la que nos interesa ahora es la que se produce en el estómago. Son éstas las que suelen producir molestias. Los problemas digestivos también se les llama dispepsias, siendo éste el nombre médico.

Cuando se sufre dispepsia, se suele sentir dolor en la boca del estómago, sensación de saciedad antes de finalizar una ración normal de comida, pesadez en el estómago y acidez. Aunque en algunas ocasiones, estos síntomas van asociados a algún otro problema,  normalmente no tiene nada que ver, simplemente son problemas digestivos. Estos problemas son los que podemos ayudar de manera natural.

Causas de la mala digestión

La mala digestión se puede deber a varias causas, tanto externas como internas:

  • Causas externas. La manera de comer influye mucho en nuestras malas digestiones. De manera general, se puede decir que si comemos rápido. nuestra digestión se puede ver afectada. Estos suele ser porque dos razones:
    • No masticamos bien los alimentos. Como hemos dicho anteriormente, la digestión empieza en la boca. Aquí se produce sobre todo la digestión física: masticamos los alimentos para triturarlos y así que lleguen al estómago, donde se producirá sobre todo la digestión química. Si no se mastica bien, en el estómago se producirá mayor trabajo para realizar la digestión. De esta manera, sentimos que es más pesada.
    • Igualmente, si comemos deprisa, acabamos comiendo más de lo que debemos. Esto hace que nuestro estómago tenga más alimento que digerir, haciendo un esfuerzo.
  • Causas internas. Dentro de estas causas, puede deberse por tener cantidad cantidad insuficiente de enzimas digestivas o por tener la flora intestinal alterada.
    • Enzimas digestivas. En otra ocasión hemos hablado sobre las enzimas digestivas. A nivel general, tenemos enzimas para digerir cada tipo de alimentos (carbohidratos, grasas,…). El estrés o la edad puede hacer que tengamos menos enzimas digestivas, lo que hace que nos cueste  más realizar la digestión. A veces, los niveles bajos de enzimas digestivas son en general (todo tipo de enzimas) o para algún tipo en concreto. Se puede detectar de manera natural. Sabiendo esto, podemos actuar, bien tomando enzimas digestivas o evitando el tipo de alimento. La manera de actuar dependerá del tipo de alimento que sea.
    • Flora Intestinal. Anteriormente hemos hablado sobre qué son los probióticos. Esto tiene mucho que ver con lo que hablamos ahora. Los probióticos son las bacterias que suelen estar de manera simbiótica (sacamos beneficios de ellas) en nuestro aparato digestivo. La flora intestinal, si es adecuada, ayuda a realizar la digestión de manera adecuada. Si la flora no es adecuada, se podría producir más gases, además de no realizar la digestión adecuada. Para tener una flora intestinal adecuada, debemos de ir al baño de manera frecuente, además de tener una alimentación adecuada.

No se debe olvidar que la parte psicológica también es importante. El estrés también ayuda a que la digestión sea mala.

Finalmente sobre la mala digestión

Una mala digestión se puede producir por diferentes causas. Si en general, te cuesta digerir y no sabes bien de qué puede ser, no dudes en preguntarnos. Nosotros te aconsejamos de manera personalizada y te guiamos para saber que deberías hacer.

Ciertos productos, nos ayudan. A nivel general, tenemos:

No dudes en preguntarnos si tienes alguna duda. Espero que os haya gustado esta información. ¡Un saludo!

Compártelo:

Deja un Comentario