Las propiedades de la miel

Por , el 27 enero 2015 / 2 Comentarios

La miel es una sustancia que fabrican las abejas a partir del néctar de las flores. Una vez que recogen el néctar, lo transforman y lo llevan al panal, donde madura. Este producto sirve como alimento para las crías. Entre otros nutrientes, la miel contiene carbohidratos, especialmente los azúcares glucosa y fructosa, que se absorben rápidamente por el intestino. Esto hace que sea una fuente de energía rápida, pero también que tenga bastantes calorías.

Además de poder acompañar este producto a varios alimentos, se puede usar para endulzar diferentes bebidas como la leche o las infusiones. Con respecto al azúcar, tiene dos diferencias importantes:

– Tiene menos calorías, ya que tiene 304 calorías por 100 gramos mientras el azúcar tiene 387 calorías por 100 gramos.

– El índice glucémico del azúcar es mayor que el de la miel, siendo 70 el del primero y 60 el del segundo. Esto quiere decir que los niveles de glucosa en sangre aumentarán más rápidamente al tomar azúcar. Para el control de azúcar o de la diabetes, no es aconsejable tomar productos de índice glucémico alto, ya que tiende a subir más el azúcar.

Estas dos diferencias hace que la miel sea mejor alimento para endulzar que el azúcar.

Además de contener carbohidratos, contiene también otros nutrientes, como las vitaminas C, B1, B2, B3, B5, ácido fólico, los minerales fósforo, calcio, magnesio, silicio, hierro, manganeso, yodo, zinc, oro y plata, aminoácidos esenciales, esteroles, fosfolipidos, los antioxidantes flavonoides, polifenoles y enzimas.

Propiedades de la Miel

La miel, además de ser un alimento que da energía, tiene otras propiedades. Entre las propiedades, vamos a destacar las siguientes:

Energizante. Gracias a sus carbohidratos, este alimento da energía de manera rápida, lo que hace que sea aconsejable en casos de hacer un gran esfuerzo (como los deportistas).

Antibiótico natural. Tiene propiedades antibacterianas, ya que las bacterias no pueden crecer en ella. Esto hace que sea útil en casos de ciertas enfermedades, especialmente en resfriados. También, el hecho de que las bacterias no puedan crecer en él hace que este producto no se estropee nunca.

Desinfectante. Gracias a su propiedad antibacteriana, ayuda a desinfectar heridas.

Cicatrizante. También tiene propiedades cicatrizantes, lo cual ayuda a las heridas a cicatrizar antes.

Alimento prebiótico. Entre los carbohidratos de este producto, se encuentran los oligosacáridos, que favorecen el crecimiento de la flora intestinal, lo que mejora las digestiones y el sistema inmunológico.

Antiinflamatorio. La miel con canela actúa como antiinflamatorio natural, tanto si se consume como si se utiliza de manera tópica.

Tipos de Miel

Actualmente existen diferentes tipos de miel en el mercado. La principal diferencia entre ellas es la procedencia del néctar de las abejas. Se sabe su procedencia especialmente por la zona donde se encuentran las abejas (no todas las plantas crecen en la misma región o en el mismo clima) y la floración de las plantas (aunque muchas plantas florecen en primavera, no lo hacen todas y no todas florecen a la vez).

Otra diferencia entre los tipos de miel es el sabor y la textura, lo que será importante para aquellos que queráis consumirla simplemente porque os gusta el sabor. Las hay líquidas y duras, de sabor más suave y más fuerte…

Las propiedades que hemos mencionado anteriormente son propiedades generales de la miel. A esto se debe añadir que cada tipo , según de la planta que venga, tiene propiedades diferentes, que dependerá de la planta de la que provenga. Algunas de las mieles que se pueden encontrar en el mercado y sus propiedades son:

  • Miel de romero. Es tonificante, expectorante y favorece el funcionamiento hepático.
  • Miel de tomillo. Es antiséptica y digestiva.
  • Miel de espliego. Es sedante y expectorante.
  • Miel de bosque. Adecuada para el asma y la bronquitis.
  • Miel de encina. Al igual que la anterior, es adecuada para el asma y la bronquitis.
  • Miel de azahar. Tiene efectos sedantes y conciliadores del sueño.
  • Miel de eucalipto. Especialmente indicada para tratar catarros y gripes.
  • Miel de brezo. Es rica en hierro, lo que hace que sea aconsejable en casos de anemia.
  • Miel de espliego. Tiene propiedades tónicas y antiinflamatorias que alivian la tos y la laringitis.
  • Miel de Castaño. Esta miel tiene propiedades digestivas y antisépticas.

En El Herbolario de Lola, nos encanta la miel, por lo que hemos estado trabajando para tener una gama amplia de mieles. En nuestra Tienda Online, puedes ver algunas de nuestras mieles. Además de ser mieles naturales y de alta calidad, todas son españolas.

Compártelo:

2 Comentarios

Deja un Comentario