Cuida tu piel desde dentro

Cuando se habla de cuidar nuestra piel, siempre pensamos en típicos productos de cosmética, tipo cremas. Hasta incluso se puede llegar a pensar en cirugía. Pero la piel no sólo se cuida desde fuera, también desde dentro. Sí, la piel puede cuidarse con la alimentación. Nuestro tipo de alimentación afecta a nuestra piel. Existen ciertos nutrientes que nos afectan a nuestra piel de manera positiva, favoreciendo a que nuestra piel esté en buen estado. La buena alimentación cuida tu piel desde dentro.

En esta ocasión, me gustaría hablar de cómo se podría mejorar nuestra piel con cierta alimentación. Hay ciertos alimentos que nos ayudan a mantener una piel en buen estado.

Cuida tu piel desde dentro

Vitaminas

Ciertas vitaminas ayudan a la piel a estar en mejor estado. Algunas vitaminas ayudan, en concreto, a la piel. Un ejemplo es la vitamina A. Se presenta como provitamina en alimentos con carotenos (como el tomate o la zanahoria). Esta vitamina contribuye a proteger a la piel del sol, especialmente de la radiación ultravioleta.

Las vitaminas del grupo B también contribuyen al mantenimiento de la piel, al igual que al de las uñas y el pelo. Se encuentra en la leche, en los cereales y en las legumbres. Y a estas vitaminas, también debemos añadir la vitamina C, que mejora la densidad cutánea. Esto es debido a que interviene en la formación de colágeno, entre otras cosas.

Además, la vitamina D se la conoce como la vitamina del sol. Cuando el sol llega a nuestra piel, se produce en nuestro organismo esta vitamina. Igualmente la obtenemos de la piel. Se encuentra en la leche, las sardinas, el atún y en el huevo.

Una de las funciones de la vitamina E es la de ser antioxidante, protegiendo la piel de posibles sustancias nocivas. Ayuda a proteger de los radicales libres. Se encuentra, como ya hemos dicho anteriromente, en los aceites de girasol y de oliva, la yema de huevo, cereales integrales, pescado, nueces y carne.

Minerales

Los minerales también ayudan a mantener la piel de manera adecuada. Entre los minerales, uno que actúa especialmente es el calcio. Este mineral proporciona cierta consistencia a la piel, especialmente la epidermis. Contribuye a evitar la sequedad y las arrugas.

Además, el cobalto es importante para las células, ya que sin él no podría actuar de manera correcta. Si se añade el hierro, sería mejo. Éste, junto el anterior, intevienen en la formación de la hemoglobina. De esta manera, la piel se oxigena mejor.

El zinc ayuda a que no se manifiesten las alergias de la piel, al igual que el cobre. Mientras, el potasio contribuye a que no se acumulen las toxinas. Y otros dos minerales que ayudan son el yodo y el selenio. Mientras el yodo mejora la resistencia de la epidermis, el yodo mejora la elasticidad.

Grasas

Las grasas siempre las relacionamos con el acné, pero la piel necesita cierta cantidad de grasa para mantenerse de manera adecuada. Dentro de las grasas que nuestra piel necesita, se encuentra los omega 3, que son antiinflamatorios, y el ácido oleoico, que da resistencia e integridad a la piel.

Colágeno e ácido hialurónico

Se pueden sintetizar por nuestro cuerpo, pero llega un momento que su síntesis disminuye, Por esto, es conveniente que se incluye algún complemento, especialmente a partir de los 30 años de edad. En estos casos, se necesita más.

Agua

Seguro que habéis oído que se debe beber entre 2 y 2,5 litros diarios. Esto es aproximado, ya que dentro de agua, se incluye también infusiones y café, entre otros. El agua es necesaria para nuestro organismo.  Podemos saber si estamos correctamente hidratados de diferentes maneras, siendo una la apariencia de la piel. Si estamos bien hidratados, nuestra piel se encuentra también hidratada. Esto hace que tenga mayor brillo y mayor suavidad.

Conclusión: Cuida tu piel desde dentro

Nuestra alimentación influye en nuestra piel. Algunos nutrientes, como ciertas vitaminas y minerales, ayudan a mantener sana nuestra piel. En nuestra Tienda Online, puedes encontrar varios productos que te ayudan, como los siguientes:

Para cualquier duda, déjanos tu comentario. Espero que os haya gustado esta información. ¡Un saludo!

Compártelo:

Deja un Comentario