Cómo cuidar la piel (parte I)

Por , el 25 noviembre 2015 / Sé el primero en comentar

La piel no sólo es un órgano de nuestro cuerpo, cuya misión es proteger a nuestro cuerpo del exterior. Además es un elemento más de la belleza de cada uno de nosotros. Por todo esto, deberíamos tratarla bien y cuidarla a diario, sabiendo qué es lo que mejor nos conviene para ella, es decir, es importante cuidar la piel.

¿Qué es la piel?

La Real Academia de la Lengua Española define la piel como: “Tegumento extendido sobre todo el cuerpo del animal, que en los vertebrados está formado por una capa externa o epidermis y otra interna o dermis”. Es decir, es un tejido que se extiende por el cuerpo de los animales y se divide en dos capas: la epidermis (la capa externa) y la dermis (la capa interna).

Como ya hemos indicado al inicio de este post, la función de la piel es proteger a nuestro cuerpo. Lo protege tanto de las bacterias o virus como de cualquier otro agente externo como los radicales libres o la contaminación. Además, ayuda a regular la temperatura de nuestro cuerpo.

Estos agentes externos puede estropear la piel, al igual que la mala alimentación. Por estas razones, debemos cuidarla y mimarla. Además, como también hemos indicado al inicio, también está relacionada con la belleza, ya que una piel limpia, bonita y radiante es mucho más bonita. Tenemos ya dos razones importantes para cuidar nuestra piel.

Nutrientes que contribuyen a mejorar la piel

Existen diferentes nutrientes que se relacionan con la piel saludable. En algunos casos, no se conseguirá evitar los problemas que afectan a la piel, pero se podrán reducir éstos. Ahora pasamos a hablar de nutrientes que, incorporados en nuestra dieta, ayudan a mejorar nuestra piel.

Colágeno, proteína esencial para cuidar la piel

Aunque ya hemos hablado del colágeno en otra ocasión, no nos podemos olvidar de esta proteína si queremos hablar de la piel, y esto se debe a su importancia. Esta proteína es un elemento importante para la estructura de la piel, siendo responsable de la firmeza y elasticidad, dando a la piel fortaleza y protección. Nuestro cuerpo crea colágeno, además de poder tomarlo en los alimentos. Su síntesis disminuye a partir de los 40 años, por lo la piel iré perdiendo firmeza desde esa edad. En este caso, se debe poner énfasis en los alimentos que tomamos y, si es necesario, tomar complementos nutricionales.

Ácido Hialurónico, un hidrante para la piel

El conocido ácido hialurónico es otro elemento importante de la piel, que le da volumen e hidratación a la piel, gracias a su alto poder de retención de agua. Con la edad, al igual que el colágeno, se pierde con la edad. Es por ello por lo que, a la hora de cuidarnos la piel, debemos darle un aporte de ácido hialurónico.

La piel y los ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos esenciales son nutrientes que nos ayudan a cuidar la piel. Concretamente, los Omega 3 son elementos de las membranas celulares, que influyen en su fluidez, permeabilidad, flexibilidad y actividad. Además intervienen en procesos inflamatorios, ayudando a que no se produzcan. Los omega 3 ayudan a disminuir los problemas inflamatorios de la piel, como es el caso del acné.

Los omega 6 también ayudan a la piel a mantenerse en buen estado, especialmente cuando hay sequedad o se tiene acné, eccema atópico o dermatitis. El Aceite de Onagra contiene alta concentración del ácido gamma-linolénico (GLA), un omega 6, ayudan a la piel, especialmente en casos de dermatitis atópica.

Antioxidantes que cuidan la piel

Los antioxidantes también benefician a la piel, protegiendo a la piel de los radicales libres. La consecuencia de esto es que se evita el envejecimiento prematuro de la piel. Entre los antioxidantes que se pueden encontrar, tenemos vitamina E, el ácido lipoico, resveratrol o selenio.

Productos para cuidar la piel

En El Herbolario de Lola, tenemos una gama amplia de complementos alimenticios que nos ayudan a mejorar la piel desde nuestro interior. Te animo a que mires los siguientes:

Esperamos que os haya gustado la información. No dudéis en preguntar si queréis saber más o tenéis dudas. No olvides cuidar tu piel debidamente. Próximamente publicaremos sobre productos de uso externo que nos ayudan a la piel. ¡Un saludo!

Compártelo:

Deja un Comentario