Carnes rojas y carnes procesadas

Esta misma semana se ha dado la noticia de que las carnes rojas y procesadas no son buenas, ya que son potencialmente cancerígenas. En El Economista, se puede encontrar un artículo del día lunes 26 de noviembre de 2015 que la OMS anuncia que ciertos alimentos, como la carne roja, el bacon, las salchichas y hamburguesas, se consideran como potentes cancerígenos. A la vez, igualmente se comenta que la industria porcina se puede ver afectada por esto, resaltando que se debería mirar la dieta en conjunto.

¿Qué son las carnes rojas? ¿Y las procesadas?

Antes, me gustaría definir, que son las carnes rojas. La carne roja, según la web de Directo al Paladar, incluye la carne vacuna, de cordero o de buey. En un artículo de Huffing Post, incluye carne de res, ternera, cerdo, cordero, carnero, caballo y cabra.

A nivel general, las carnes rojas se caracterizan por tener mayor cantidad de purinas, que al descomponerse, producen ácido úrico. Esto, en exceso, no es bueno para la salud. Añadir a esto, que las carnes rojas son más difíciles de digerir.

La carne procesada, en cambio, según el mismo artículo de Huffing Post, se consideran esas carnes que han sido tratadas a través de diferentes procesos como el salazón, la curación, fermentación, ahumado u otros procesos para potenciar el sabor o mejorar su propia conservación.

Sobre la publicación de la OMS

Realmente la noticia que se ha comunicado ha sido a raíz de un estudio publicado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer. En este estudio, las carnes procesadas las considera “cancerígenas para los humanos”, incluyéndolas dentro del grupo I. Y las carnes rojas como “probablemente cancerígenas para humanos” (sin pruebas definitivas). También se añade que la probabilidad de tener cáncer es proporcional a la cantidad consumida.

Conclusiones

Si la OMS considera que las carnes rojas pueden ser cancerígenas y las carnes procesadas las considera cancerígenas. Añadir que desde ya hace algún tiempo se ha aconsejado no abusar de este tipo de carne. La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) opina sobre los dicho por la OMS, en un comunicado, haciendo hincapié que no cambian sus recomendaciones, ya que, como se acaba de decir, se aconseja tomar este tipo de carnes sin abusar, pudiéndose tomar ocasionalmente, debido a su aporte nutricional a nuestro organismo. A nivel general, se debe tener una dieta variada y equilibrada.

SEEN también apoya la dieta mediterránea, que es una dieta que ha mostrado sus beneficios en numerosos estudios.

 

Compártelo:

Deja un Comentario