Broncearse cuidándose frente al sol

Llega el buen tiempo y el sol, dentro de nada las vacaciones y con todo ello, aumentamos las horas que nos exponemos al sol para ponernos morenas (sí, morenas, ya que solemos ser nosotras las que más nos gusta coger color). Para ello, debemos tener cuidado, especialmente para evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

Broncearse

Primero me gustaría explicar cómo la piel actúa frente al sol. Los melanocitos, unas células que se encuentran en la dermis (capa media de la piel) producen la melanina (sustancia que aumenta el color de nuestra piel). Cuando los rayos del sol llegan a la piel (concretamente los rayos ultravioleta UV), la melanina pasa a la capa superior de la piel (conocida como epidermis), donde se deposita y absorbe los rayos de sol.

Cuando hay una exposición crónica a la radiación ultravioleta, se puede producir el envejecimiento prematuro de la piel. Para no produzca, se debe tomar precauciones. La primera a tener en cuenta es la utilización de cremas con protección solar. En pieles sensibles, el factor de esta crema debe ser muy algo. Después de tomar el sol, se debe utilizar cremas after sun. En otra ocasión, ya estuvimos hablando de precauciones que se deben tomar para tomar el sol. En esta ocasión, queremos añadir que se pueden tomar lo que se llama nutricosméticos, que mejoran las propiedades protectoras, además de conseguir un bronceado uniforme.

Crema solar con Factor de Protección Solar (SPF)

El uso de crema solar es lo más importante a la hora de tomar el sol. Es la primera que evita quemaduras y mejora el bronceado de la piel. El factor de protección será según el tipo de piel, necesitando uno más alto cuanto más sensible sea la piel. Aunque se tome complementos, no debe dejarse de usar crema. Una crema solar de SPF 25, a nivel general, está bien.

Betacaroteno para el broncearse y proteger

En este caso, el betacaroteno ayudará a la piel en dos sentidos:

  • Ayuda a la piel a un bronceado más rápido, lo que significa que nos pondremos morenos antes que en el caso de que no lo tomásemos.
  • Protege a la piel del efecto dañino de los rayos del sol, actuando contra los radicales libres y previniendo la quemadura solar, por lo que la piel queda más protegida.

Es aconsejable que se tome junto a la vitamina E y la vitamina C, ya que éstos también actúan como antioxidantes.

Aloe Vera e hidratación después del bronceado

Ya hemos hablado del Aloe Vera y sus propiedades en otra entrada. Esta planta tiene muchos usos. En esta ocasión nos interesa su poder de hidratación para la piel y sus propiedades curativas y de reparación. El Aloe Vera en gel actúa como un after sun, por lo que nos ayudara a hidratar la piel y aumentar la duración del bronceado. Sus propiedades curativas y de reparación ayudarán en el caso de que se produzca una quemadura solar.

También se puede tomar en zumo o en comprimidos, ayudando la piel a hidratarse desde dentro, de manera que mejora la piel y ayuda también a que el bronceado dure más tiempo.

Coenzima Q10 protege la piel

La coenzima Q10 es una sustancia que se encuentra en todas las células de nuestro organismo. No ayuda a broncearse, pero sí a proteger a la piel. Entre otras funciones, es un poderoso antioxidante, por lo que actúa protegiendo a la piel de los radicales libres. Esta sustancia la puede crear nuestro organismo, pero su síntesis disminuye a partir de los 30 años. Su disminución está relacionada con la disminución de colágeno y elastina, componentes de la piel.

Por lo que el consumo de coenzima Q10 ayudará a un buen mantenimiento de la piel mientras la protege del envejecimiento prematura, especialmente a la hora de tomar el sol.

Licopeno protege la piel

El licopeno es una sustancia de la misma familia que el betacaroteno. Al igual que éste, es un antioxidante que protege a la piel de los efectos dañinos de los rayos ultravioleta.

Aceite de Germen de Arroz para la piel

El aceite de germen de arroz es un aceite que ayudará a la piel a mantenerse de manera saludable. Contiene sustancias beneficiosas para la piel, como algunos antioxidantes: betacaroteno, coenzima Q10 o vitamina E, por lo que ayudará a evitar el envejecimiento de la piel, o nutrientes que mejoran la piel, como los omega 3 y omega 6.

Conclusiones: Broncearse cuidándose frente al sol

Ya nos estamos acercando a fechas donde empezamos a tomar el sol. Broncearse está de moda, pero debemos cuidarnos frente a los efectos dañinos de los rayos del sol. Con ello, debemos tomar ciertas precauciones, además de poder tomar nutricosmética. En El Herbolario de Lola tenemos cremas protectoras, gel de aloe vera y varios productos que nos ayudarán a proteger nuestra piel desde dentro.

Compártelo:

Deja un Comentario