Ajo negro y sus beneficios

Por , el 3 diciembre 2014 / 2 Comentarios

El ajo negro es un ajo madurado que se obtiene a partir del ajo crudo fresco, sufriendo un proceso de cocción y fermentación en hornos especiales, con temperatura y humedad controladas, durante un periodo de 60 a 90 días. Una de las propiedades de este ajo negro es que no tiene ni ese olor ni ese sabor tan característicos del ajo crudo fresco. De hecho, su sabor es similar al de la mora confitada, además de tener una textura suave y tierna.

Nutrientes del ajo negro

El ajo negro contiene los mismos nutrientes que el ajo crudo, pero algunos de ellos están más concentrados. Entre los nutrientes que contiene, se pueden encontrar los antioxidantes, como la vitamina C o los polifenoles. El ajo negro duplica la cantidad de antioxidantes comparado con el ajo crudo. A modo general, la actividad antioxidante es 5 veces mayor que la del ajo crudo. De esta manera, protege al organismo de los radicales libres, disminuyendo el envejecimiento.

Además, tiene minerales como el manganeso, calcio, fósforo, azufre y selenio, además de la vitamina B6.

Un nutriente importante del ajo (tanto crudo como negro) es la alicina, que es un “antibiótico” natural. Además de tener propiedades antibióticas, las bacterias parecen incapaces de desarrollar una resistencia a este compuesto. Sin embargo, para que el compuesto sea activo, el ajo debe ser fresco, ya que se destruye en menos de una hora después de romper el diente de ajo.

También contiene aminoácidos, concretamente 18 de ellos, entre los que destacan la Isoleucina y la Leucina, que intervienen  en  la  formación  y  reparación del tejido muscular; la Licina que favorece la reparación de  tejidos, los anticuerpos del sistema inmunológico y  la síntesis de hormonas; la Metionina, que colabora en la síntesis de proteínas; la Fenilanina que  interviene en la producción del colágeno, fundamentalmente en la estructura de la piel y el tejido  conectivo; la Treonina, que ayuda al hígado en sus funciones de desintoxicación; y la Valina, que estimula el crecimiento y reparación de los tejidos,  el mantenimiento de diversos sistemas y balance de  nitrógeno.

Beneficios del ajo negro

El ajo negro previene, además de ser muy eficaz para la diabetes, la hipertensión, la hiperlipemia (factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares) y el cáncer.

Además, es útil para:

  • Baja el colesterol malo y los lípidos en sangre. Ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares.
  • Gracias a la alicina, fortalece el sistema inmunitario y aumenta las defensas del organismo (especialmente durante los procesos alérgicos). Es bueno para quienes sufren asma y otros problemas respiratorios.
  • Es un energizante natural y un vigorizante corporal, lo que ayuda a deportistas y atletas de alto rendimiento. También combate el estrés y la depresión.
  • Limpia los riñones y es protector de las arterias, contribuyendo a evitar su calcificación.
  • Regulariza el tránsito intestinal y favorece la digestión.
  • Actúa como un sedante especial para los nervios, gracias al azufre y al fósforo. Además, ayuda a regularizar el sueño.
  • Ayuda en la cicatrización de heridas y en el fortalecimiento óseo.
  • Mantiene activas las neuronas.
  • Gracias a sus niveles de antioxidantes, ayuda a combatir los radicales libres, manteniendo el cuerpo joven durante más tiempo.

Para disfrutar de sus beneficios se recomienda tomar de 3 a 5 dientes de ajo al día (antes o después de la comida). En El Herbolario de Lola, tenemos Ajo Negro de Mouse Hill, por si estáis interesados.

Fuentes consultadas:

Wang, D., Feng, Y., Liu, J., Yan, J., Wang, M., Sasaki, J. I., & Lu, C. (2010). Black garlic (Allium sativum) extracts enhance the immune system. Medicinal and Aromatic Plant Science and Biotechnology, 4(1), 37-40.

Ajo negro, en Wikipedia

Compártelo:

2 Comentarios

Deja un Comentario